virreinato.inah.gob.mx
Inicio Noticias MIGUEL CABRERA. LAS TRAMAS DE LA CREACIÓN
MIGUEL CABRERA. LAS TRAMAS DE LA CREACIÓN
Martes, 10 de Noviembre de 2015 22:44


***La exposición revela las formas de colaboración entre Miguel Cabrera y la Compañía de Jesús

*** El tratado sobre perspectivade Andrea Pozzo, fuente para el programa iconográfico del Templo de San Francisco Javier

 

Miguel Cabrera fue, sin lugar a dudas, uno de los pintores más célebres y prolíficos del siglo XVIII. Su éxito se extendiómás allá de los círculos religiosos, porque también fue apreciado por la sociedad de su tiempo que deseaba ser retratada por el pintor más reconocido de la época.

En la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús encontró a uno de sus principales patronos para la comisión de encargos que se convertirían en proyectos artísticos prolíficos dentro de su producción, además de mantener una relación laboral fructífera que le valió el reconocimiento como artífice, mantuvo un vínculo cercano con la orden, que también le permitió ser un hombre virtuoso.

Miguel Cabrera. Las tramas de la creaciónnarra el vínculo entre el pintor y la Compañía, así como el interés de ambos por crearun arte capaz de conmover los sentidos. Los trabajos que realizó por encargo para la orden ignaciana y, de manera particular, para el Templo de San Francisco Javier del Colegio de Tepotzotlán denotan la influencia del tratado sobre perspectiva del jesuita Andrea Pozzo en la concepción del programa iconográfico y artístico de esta obra monumental, explicó la maestra Verónica Zaragoza, curadora de la exposición.

La muestra está integrada por 71 piezas, 45 de las cuales son pinturas, 17 libros, 4 documentos y 5 esculturas.

Miguel Mateo Maldonado y Cabreraincursionó en ámbitos escasamente accesibles para un artista de la época. Fue miembro de la Congregación de la Purísima Concepción, la más importante de la Compañía de Jesús en la Ciudad de México. El artista se esforzó por que la pintura fuera reconocida como “arte” y no sólo como un oficio. Formó un vasto taller que le permitió producir obra para diferentes órdenes religiosas, así como para personajes destacados, como el arzobispo de México, y para una amplia clientela particular.

El pintornació en la ciudad de Antequera, Valle de Oaxaca, en fecha que aún se discute, pues “hasta hace poco se pensaba que había nacido en 1695; sin embargo, algunos autores manejan actualmente el periodo entre 1715 y 1720 como posibles añosde nacimiento. El argumento se basa en que su primera obra firmada data de 1740, cuando tendría 45 años; se dice que no era común que un pintor formado en la tradición gremial empezara su producción en una etapa tan tardía,” agregó Verónica Zaragoza.

Miguel Cabrera. Las tramas de la creaciónes una muestra organizada en cinco unidades temáticas:la primera, “Lapintura novohispana del siglo XVIII”, ofrece al público un panorama sobre la producción pictórica de artistas como Juan Correa, Cristóbal de Villalpando, Nicolás Rodríguez Juárez, José de Ibarra, Francisco Antonio Vallejo, Juan Patricio Morlete Ruiz, José de Alzíbar, José de Páez y, naturalmente, Miguel Cabrera. Este recorrido permite contextualizar la obra del pintor oaxaqueño y la posición que tenía en la primera mitad del siglo XVIII.

“La Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús”, segunda unidad temática, versará sobre el estatus que la orden tenía en ese tiempo en la Nueva España, además de esbozar cómo inició la particular relación con Cabrera. Se matiza el análisis que éste y otros pintores realizaron al ayate de la Virgen de Guadalupe en 1751 y las copias que posteriormente creó, una de las cuales sirvió para la proclamación pontificia.

“Tepotzotlán, la creación total” es el núcleo central de la exposición, porque es en la monumental obra del Templo de San Francisco Javier donde se podrá ver la mano del pintor de caballete, del diseñador y decorador de retablos pero, sobre todo, se podrá apreciar su pintura mural, una faceta en la que se plantea la influencia de fuentes europeas, yde la que sólo dejó testimonioen el Colegio de Tepotzotlán.

Como parte de los recursos museográficos se exhibirán los dos tomos del tratado de perspectiva del pintor jesuita Andrea Pozzo, autor de las pinturas del templo de San Ignacio en Roma. En México se conserva solamente el primer tomo en la Biblioteca Francisco Xavier Clavigero de la Universidad Iberoamericana. El segundo tomo será prestado por la Compañía de Jesús de Bolivia.

La cuarta unidad temática, “La Congregación de la Purísima Concepción”, aborda un tema descubierto y estudiado por la doctora Luisa Elena Alcalá, sobre la pertenencia del pintor a esta congregación mariana. Se observará la repercusión en su vida profesional y personal, pues el hecho de que un pintor formara parte de esta congregación significaba un gran reconocimiento y le daba prestigio como maestro del arte de la pintura.

En el último, “Devociones y varones ilustres”, se observará a un Miguel Cabrera en la cúspide de su carrera, un artista que supo plasmar en numerosas obras las devociones e ideales de la Compañía de Jesús para promoverla en la Nueva España. En esta sección se presentarán algunas de las piezas de las series de la Vida de San Ignacio de Loyola que realizó en el mismo año para el Colegio de Querétaro y la Casa Profesa, así como imágenes de otros santos jesuitas.

Se exhibirán cartas que, por un lado, dan cuenta de la profunda relación de la Compañía de Jesús con Cabrera y, por otro, reflejan la cantidad de obra que se producía en el taller del maestro para distintos colegios de la Nueva España.

Miguel Cabrera. Las tramas de la creacióninvitará al público a una reflexión sobre la estrecha relación entre el pintor más famoso del siglo XVIII y la única orden religiosa que fue expulsada de los reinos de España en 1767. Tras el exilio de la Compañía, Miguel Cabrera murió al año siguiente.

La muestra quepresenta el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a través del Museo Nacional del Virreinato (MNV), integra como parte de las actividades un ciclo de conferencias que será impartido por especialistas, entre ellos Consuelo Maquívar, Mónica Martí Cotarelo, Rogelio Ruiz Gomar y Pedro Ángeles. También habrá visitas guiadas y una sala dedicada al público infantil.

La exposición cuenta con la colaboración de instituciones como el Archivo General de la Nación, el Museo Nacional de Historia, la Universidad Iberoamericana y la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús, así como de coleccionistas particulares, además de piezas del acervo del Museo Nacional del Virreinato. El público podrá visitarla del 7 de noviembre de 2015 al 21 de febrero de 2016.

 
CréditosWebmaster

 

Plaza Hidalgo 99, Bo. San Martín, Tepotzotlán, Estado de México,  México, CP 54600 Teléfonos. 5876-2770, 5876-0245, 5876-2770

MUSEO NACIONAL DEL VIRREINATO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2011